Antecedentes: Penumbra y Espantabrujas

El frasco brilló súbitamente iluminando el patio en sombras con una luz deslumbradora, como un relámpago; pero era una luz firme, y que no se extinguía.

J.R.R. Tolkien – El retorno del rey (1966)

De la oscuridad a la luz. Como los incondicionales ya sabéis Luminaria no es sino una prolongación de Penumbra, el cónclave de terror que se inició en Zaragoza allá por 2015 y que tuvo su segunda edición en 2017, así como de Espantabrujas, la manifestación hermana del cónclave que tuvo lugar en la villa jacetana de Santa Cilia en 2016.

Pero, ¿qué fueron aquellos cónclaves de terror? Se trataban de festivales multidisciplinares: narrativa, poesía, cine, teatro, ilustración, fotografía, juegos de mesa, videojuegos, música… todas las formas de creación artística reunidas en torno al terror y lo fosco. Además aunaban a todo tipo de gente: interesados que nunca se habían acercado a eventos así, aficionados más o menos casuales, profesionales de alguna o varias de las distintas ramas artísticas… todos se reunían con el objetivo de disfrutar de unas jornadas en que primaban la diversión, el ambiente distendido y la interacción con el público.

Aunque auspiciado bajo el paraguas de la asociación cultural La biblioteca fosca, Penumbra surgió de la mente incansable de Juan Ángel Laguna Edroso, escritor de terror y género fantástico, presidente de la desaparecida Nocte (asociación española de escritores de terror), gestor del portal OcioZero y editor de la editorial Saco de huesos, entre muchas otras aventuras culturales. Penumbra tenía que ser un festival diferente, uno que se centrase en las personas, las buenas experiencias y los buenos momentos que cristalizan cuando creadores y aficionados pueden compartir espacios comunes de tú a tú. En palabras de su creador, cuatro años atrás: «nuestro objetivo es recuperar el espíritu del café literario, brindar un punto de encuentro privilegiado para creadores y aficionados».

Recuperando ese espíritu (sin renunciar todavía a nuevas ediciones de Penumbra, Espantabrujas, o por qué no, otras manifestaciones de los cónclaves tenebrosos) nace Luminaria, un festival con vocación de recoger todo lo positivo de aquellos eventos y abarcar aún más, incluyendo la ciencia ficción y la fantasía para así cubrir todo el espectro del género fantástico y hacerlo desde el punto de vista de la narrativa. Porque, en nuestra humilde opinión, y como amantes de los cuentos y el arte, nos parece que toda expresión artística puede ser el vehículo de una historia: de un poema a una fotografía, de una escultura a un videojuego y de una canción a un cómic.

Si opinas como nosotros, ¡te esperamos este otoño en Luminaria: I encuentro de narrativa fantástica de Zaragoza!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *